La ley de muerte digna logra el respaldo unánime del Parlamento · ELPAÍS.com

"Todos los seres humanos aspiran a vivir dignamente. El ordenamiento jurídico trata de concretar y simultáneamente proteger esta aspiración. Pero la muerte también forma parte de la vida (...). Una vida digna requiere una muerte digna". Esta reflexión, incluida en el preámbulo de la Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte, resume el espíritu de una norma que ayer recibió el respaldo unánime de los tres grupos (PSOE, PP e IU) del Parlamento andaluz. Andalucía se convierte así en la primera comunidad autónoma que ordena los derechos de los pacientes terminales y las obligaciones de los profesionales que les atienden.

A IU, que respaldó el texto íntegro, le hubiera gustado que el texto andaluz abordara la eutanasia y el suicidio asistido, pero los socialistas dejaron claro desde el principio que ambos supuestos son incompatibles con las leyes estatales vigentes. "Ni se quiere ni se puede regular sobre esos asuntos", admitió ayer la socialista Rosa Ríos. El parlamentario de IU, José Manuel Mariscal, tras felicitarse por la aprobación de la norma, pidió al Gobierno central que "sea valiente" y "legisle" en estas dos materias.

No hay comentarios: