El fracaso matrimonial

Estas tendencias muy relacionadas (rupturas, parejas sin compromiso, aborto y otras) son presentadas habitualmente como costes necesarios de una mayor libertad o incluso como hechos positivos, indicadores de progreso, riqueza y democracia. Pero basta pensar en el enorme desgaste emocional, las repercusiones sobre los hijos que ven destruido su ámbito de protección y confianza (lo que incide a su vez en la expansión de la droga, el alcoholismo, la delincuencia juvenil, el fracaso escolar...) y otros daños diversos, incluyendo el económico, para concluir que si algo reflejan las estadísticas es una creciente inestabilidad psicológica y desconfianza en el futuro: una pésima salud social o calidad de vida. Evolución ligada estrechamente al auge de las que podríamos llamar ideologías histéricas (feminismo, ecologismo, "buenismos"...) basadas en gran medida en una mentalidad hedonista que termina conduciendo a actitudes suicidas. MAS...

No hay comentarios: