El antidivo se entrega a Dios

Temeroso de Dios –“rezo antes de los partidos, leo la Biblia y hablo con Él”, es su liturgia previa a los partidos–, la fe y una competitividad extrema son los motores que han convertido a Falcao en el Mesías que ha guiado al Atlético fuera del valle de lágrimas en el que se había instalado. Más...

No hay comentarios: