«Si mi padre adoptivo hubiese sido heterosexual, mis denuncias de abuso se hubiesen atendido»

El caso fue dramático para el pequeño, porque "con un error de juicio enorme y disparatado", según la sentencia judicial, le diagnosticaron trastornos mentales y le medicaron. En 2004, cuando el chico tenía 14 años, se escapó de casa ante la situación que vivía, y nueve días después le enviaron de nuevo al infierno. En mayo de 2006 llegó la condena para David y John, y comenzó una larga etapa de juicios en los que Andy ha buscado, hasta conseguirlo, que se vea reconocido el fallo del sistema por razones de corrección política.Más...

No hay comentarios: