A la caza de una nueva presa: quieren obligar a un impresor a publicar una revista gay

El editor, ni corto ni perezoso, ha prometido actuar como actúa el lobby gay en estos casos: denunciando a Williamson en la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte, y, si procede, llevándole a los tribunales. A su favor, dispone de la ley británica de Igualdad, votada en 201 bajo el Gobierno de Gordon Brown, que prohíbe cualquier forma de “discriminación” basada en la orientación sexual en la industria y en los servicios y que se aplica a rajatabla: el año pasado los dueños de un Bed&Breakfast perdieron en los tribunales contra una pareja de homosexuales a los que negaron una habitación.
Más...

No hay comentarios: