El islamismo, de cuyo nombre no quiero acordarme

Mientras los países occidentales no quieran mirar a la cara de esta guerra mundial y constatar que incluye minorías radicalizadas en sus territorios a las que es imprescindible controlar, y mientras no constaten que la defensa de la libertad frente a esta bestial amenaza ideológica es cuestión esencial para ello, se quedarán haciendo distinciones de Barrio Sésamo hasta la próxima víctima, a la que deshonrarán de nuevo con sus simplificaciones ridículas.

Mas...

No hay comentarios: