Islamismo o democracia

La transición en Túnez está estancada principalmente por dos motivos. Uno es que los partidos políticos no terminan de ponerse de acuerdo para ofrecer una Constitución democrática a los tunecinos, un retraso que los sectores laicos ven cada vez con mayor desconfianza porque temen que sus libertades, sobre todo en lo que se refiere a los derechos de la mujer y a las creencias religiosas, se vean cercenadas. El segundo problema consiste en que los radicales (salafistas), con la connivencia o al menos la pasividad del Gobierno islamista moderado, han llevado a cabo en los últimos meses una campaña de intimidación y amenazas a la sociedad civil, desde el arte y la calle hasta la universidad: han sido destruidos monumentos islámicos considerados impuros, atacadas exposiciones, amedrentados profesores y maestros y perseguidas muchas mujeres que no llevan el nikab (velo integral).
Más...

No hay comentarios: